Kárate a muerte en… mi CPC

Kárate a muerte en... mi CPC

Os advierto que nos encontramos ante una joya pixelada, por lo menos personalmente lo considero así. Uno de mis juegos favoritos dentro del catálogo del Amstrad CPC 464 y posiblemente al que más horas eché. Venir a dar un pequeño paseo con el maestro del Jet Kune Do, echémosle un vistazo a Bruce Lee (1984 Datasoft).

Si para mi hay algo mágico en el desarrollo de los videojuegos de los ochenta, es el hecho que los videojuegos eran realizados por pequeños equipos, sobre todo si los comparamos con los actuales estudios encargados de súper producciones (AAA). Publicado por Datasoft inc, el juego fue diseñado por Ron J. Fortier, contando con Kelly Day como grafista y con John A. Fitzpatrick como compositor. Si bien las versiones iniciales del título estaban destinadas a ordenadores Atari 8-bitCommodore 64, se realizaron conversiones para otras muchas plataformas. Entre las destacadas podemos encontrar adaptaciones para MSX, ZX Spectrum, la serie de ordenadores Apple II y por supuesto la que nos ocupa Amstrad CPC, realizada US Gold.

 

Un héroe entre ninjas y farolillos.

Según la breve sinopsis que se nos hace en el manual de instrucciones (que es además portada y contraportada, como buen juego en casete), la acción transcurre en un peligroso castillo, donde Bruce Lee busca el secreto de la inmortalidad y riquezas infinitas. Pero el castillo no está ni mucho menos deshabitado, un malvado mago y sus esbirros lo moran.

Carátula Bruce Lee

La portada esta a la atura del juego, rebosa acción.

A mediados / finales de los años ochenta era extraño el fin de semana que no alquilásemos alguna película en el videoclub. Películas de ciencia-ficción, acción, humor, terror ochentero, pasaron por mi salón… pero uno de los géneros más destacados era el cine de artes marciales. Para mí en aquella época Jackie Chan y Bruce Lee, eran lo máximo, así que os podéis imaginar lo disfrutaba con este juego.

Si tuviésemos que encuadrar en algún género a este videojuego, podríamos definirlo como un plataformas con toques beat’m up y aventura. Esta misma combinación, con mayor o menor presencia de alguna de sus partes, siempre me ha parecido una apuesta segura y es a día de hoy muy utilizada en la realización de muchas grandes producciones. Entraríamos en matices, pero podríamos afirmar Devil may cry (2001 Capcom), Uncharted: El reino de los ladrones (2009 Nauhgty Dog), o el más reciente reboot de Tom Raider (2013 Crystal Dynamics) son algunos de los más brillantes ejemplos.

El título posee una mecánica tremendamente adictiva y es posible que esto se deba en parte a la simpleza de objetivos (con esto no quiero decir que el juego sea fácil). En cada habitación del castillo Bruce deberá recoger todos los farolillos presentes, que le permitirán desbloquear la puerta de acceso a la siguiente estancia. Evidentemente cada habitación estará rebosante de trampas, escaleras, plataformas y una pareja de esbirros del malvado mago, que querrán hacernos morder el polvo a toda costa. Me refiero al dúo, que en ocasiones calificaría de cómico, del ninja y el luchador de sumo Yamo.

Inicio de Bruce Lee

Y es aquí en esta misma pantalla, donde comienza toda la aventura.

Un dato, si eras de los afortunados que poseían un televisor a color para tu CPC, verías que el ninja iba totalmente vestido de negro. Bruce, como todo buen chino estereotipado,era de un color amarillo limón. Eso sí vestía unos pantalones y guantes negros, que le deban un aspecto muy chulo. Pero Yamo, ay Yamo, Yamo era verde!!!! verde como el trigo verde!!! He aquí uno de los grandes misterios de la historia de los videojuegos, ¿Por qué se eligió ese color para un luchador de sumo?!!!!. Pero no os creáis que esta pregunta me la llevo haciendo tanto tiempo, no. Yo por aquel entonces disfrutaba de un fabuloso monitor de fósforo verde, que si bien mitigó los efectos de la locura de aquel diseño, hizo que posteriormente el impacto fuese mayor al visionarlo años después. Sencillamente magnifico.

Bruce, Yamo y ninja

Bruce, Yamo y el ninja, en todo su esplendor.

Be water my friend…

En cuanto al diseño de niveles es muy divertido y con situaciones suficientemente variadas, que hacen que no te canses de jugar. A esto contribuyen dos aspectos importantes. El primero es que no nos encontramos ante un juego con una duración excesiva, que pudiese llevarte al hastío ocasionado por la repetición de mecánicas. Y el segundo es que la curva de dificultad está bien ajustada. A pesar que comenzaremos por pantallas simples donde coger lámparas no tiene mayor escollo que el evitar a los dos sicarios, el juego irá evolucionando hasta pedirte saltos más precisos, elecciones de rutas adecuadas, o realizar esquivas ajustadas, todo ello sin llegar a ser un suplicio. Te exige lo justo, en los momentos que debe hacerlo. Podríamos hablar de un juego sencillo.

Gameplay

No toquéis los rayos!!!. Para mí una de las fases míticas del juego. Más de una vida se perdió aquí.

Todo esto se complementa un control simple y preciso con teclado, sobre todo si lo comparamos con otros títulos de aquella época, todavía recuerdo como ‘rascaba’ el salto de la conversión para CPC de Ghosts’n Goblins (1986, Capcom/Elite). A destacar la suavidad del scroll, que da una fabulosa sensación de agilidad dirigiendo al protagonista. Simplemente si fallas, será por tus decisiones. Bruce se controla con 5 teclas, dos para los desplazamientos laterales, una para saltar/subir las escaleras, otra para bajar las susodichas y la última para golpear. Dependiendo si pulsábamos esta última en movimiento o en estático, nuestro protagonista realiza una patada voladora o un certero puñetazo. Y ya lo creo usaremos estos golpes, porque aunque casi siempre la mejor estrategia es evitarlos, los enemigos no mueren con un único impacto. Además aunque te deshagas de ellos volverán a salir una y otra vez, cual jugador de Call of Duty (2003, Infinity Ward). Existe un dato curioso, si en el momento preciso esquivamos un impacto, consiguiendo que uno de los esbirros golpeé al otro, estos dos iniciarán entre ellos una lucha a muerte.

Adicionalmente existe la posibilidad de jugar a dobles, con diferentes combinaciones de juego:

  • Player vs player, un jugador toma el papel de Lee y el otro el de nuestro antihéroe con sobrepeso, favorito.
  • 2 player’s vs computer. Los dos jugadores alternan el control de Bruce. Algo parecido a lo que hacemos con los míticos Mario y Luigui.
  • 2 player vs player. Mezclando los dos modos de juegos anteriores, los dos participantes alternan el control de Bruce Lee y Yamo.

 

Menos es más.

Gráficamente esta conversión luce muy bien. Sprites bien definidos y resultones, es especialmente destacable el diseño del protagonista, que capta la esencia de Bruce Lee en unos pocos píxeles. De los fondos, posiblemente la parte más floja del diseño, simplemente hacer notar que cumplen su cometido. Son tremendamente estáticos salvo por los objetos que interactúan con el protagonista. Fuegos que se avivan al pasar por encima, cuchillas que dificultan una caída, corrientes eléctricas en movimiento que debes saltar, la desaparición de las lámparas al cogerlas, serán de los pocos elementos que posean dinamismo…….sin olvidarnos de la boca de una de las estatuas con forma de ¿vaca?, que muge conforme nos encaminamos a la última parte del juego.  Os describo los objetos, conforme los aprecio, ya sabéis que todo esto tiene un gran componente de imaginación.

En referencia al apartado sonoro comentar la existencia de una única melodía, que se encuentra presente de manera exclusiva en la pantalla de inicio. La canción es pegadiza y de las que no se olvidan con el paso del tiempo, os lo aseguro. El resto del juego presenta un silencio solo roto por los efectos sonoros. Y he aquí otra de las cosas que más he recordado durante tanto tiempo, el sonido de los pasos de Bruce, el ‘bostezo’ que acompaña la aparición de Yamo, el pow que suena cada vez que recoges un farolillo… todos ellos me parecen míticos y parte indispensable de este gran conjunto.

 

El legado

Una última curiosidad. Soy bastante aficionado a los podcast de videojuegos y recientemente en uno de los programas del Pulpodcast (para los que no conozcan a estos máquinas os aconsejo el programa) escuché a la gente de Retromaniac (menudo lujo de revista), entrevistando a Bruno R. Marcos desarrollador de Donkey-me (2013). La entrevista hizo que me apuntara el título como un must have, y me emplazara a buscar más información acerca de él y su autor. Cuál ha sido mi sorpresa, que durante la realización de este artículo he descubierto que el propio Bruno tiene como proyecto anterior a Donkey-Me, una continuación del título, llamada Bruce Lee II (2013), que evidentemente voy a probar. Tiene una pinta estupenda y de lo que he visto solo puedo decir, que a simple vista desprende las mismas sensaciones que el primero.

También existe un remake del título original, llamado Ultimate Bruce Lee. Sin embargo en esta ocasión creo que el diseño gráfico del juego no es el más acertado y prefiero el pixelado… en fin como siempre cuestión de gustos.

Como conclusión Bruce Lee, es un juego que creo se ha ganado un hueco importante en mi memoria no solo por la carga emotiva, sino porque sencillamente se lo ha ganado a la fuerza, gracias a la diversión que trae bajo el brazo el maestro del Jet kune Do. 

Betagarci.

Referencias:

Amstrad España http://www.amstrad.es/juegosamstrad/internacional/bruce-lee.php

Program bytes 48K http://programbytes48k.wordpress.com/2009/08/29/serie-erbe-bruce-lee-datasoft-us-gold-1984/

Pulpofrito http://pulpofrito.com/

Revista Retromaniac http://retromaniacmagazine.blogspot.com.es/

Bruno R. Marcos http://bruneras.com/

Ultimate Bruce Lee http://bruce.ovine.net/

Genesis 8 bit http://www.genesis8bit.fr/amstrad/game-rom/amstrad-game.php?prog_id=734

Retro:amstrad http://perso.wanadoo.es/amstradcpc/cpc/reviews/bleec.htm

Wikipedia

Todas las imágenes que acompañan la entrada, pertenecen a sus legítimos dueños. Se ha hecho referencia a su origen, en los links anteriores. Si hay algún problema con alguna, por favor contacta con nosotros.

betagarci

About betagarci

Jugador de la generación del 80. Comencé con Atari y Amstrad, crecí con la competencia Nintendo – Sega, disfruté de los salones recreativos, me gradué con Sony y me licencié con Microsoft. Coleccionista, con especial predilección por lo retro. Por lo demás, informático, me gusta el cine, el fútbol y el humor absurdo.

Una respuesta a Kárate a muerte en… mi CPC

  • Pollo  dice:

    Ays como me acuerdo de este juego…esos farolillos y esos gordis…

Dejar una respuesta

Debes usar HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>