Sex a go go

Comenzando, comenzón. Empezando... en pezón.

Desde dirección me piden que presente este cajón de-sastre en el que se va a convertir esta sección.

Creo que a todos nos mandaron alguna vez a la cama sin cenar y sin jugar. Ese era un tiempo con el que no contábamos. Si queríamos ver alguna peli en la tele nos valía para imaginárnosla, quizá algún insensato cogía un libro (sí amigos, no había i-pads, ni consolas autónomas, ni tele en nuestro cuarto) y leía sobre un corazón que sonaba cada vez más y más fuerte, o un gato con muy malas pulgas, o un payaso que nos avisaba que allí abajo “flotaban”….

La idea es muy sencilla, para presentarla me apoyaré en los labios más sexys de la historia de la cinematografía. ¿Exagero?, no creo. Nunca unos labios tuvieron tal relevancia (bueno, quizás algunos, pero ya hablaremos de ellos en el primer artículo).

Así que queda claro, ¿verdad?

Cine, desde los más grandes hasta las más grandes basuras.

Literatura, desde los autores consagrados hasta los más cercanos a la ciencia ficción de serie B.

Música, desde los escarabajos hasta los maravillosos 80 pasando por lo más puntero.

Diatribas, polémica, todo aquello que organice movimiento y os mueva a opinar.

Intentaré abrir algunas subsecciones más o menos recurrentes aunque también dependerá de vuestro interés (un viaje a través de los autores más importantes de la ciencia ficción, una pequeña revisión de los clásicos del terror, un vistazo a aquellos autores por una u otra razón malditos y con escasa presencia en la actualidad…lo iremos viendo).

Por supuesto algún día (más de uno, me temo) nos volveremos locos y escarbaremos en lo más cutre del cine (no, prometo no hablar de las películas de Chuck Norris, eso ya rayaría lo desagradable).

Como presentación yo creo que ya vamos servidos….me parece que oyendo las noticias he tenido una idea malévola….ese director tan pagado de sí mismo promete atentar contra todo lo establecido con una película de título tan pegadizo como “Nymph()maniac”.

Sujétense los cinturones, vamos a ver cómo el cine ya ha tratado el sexo en todas sus variedades…y algunas todavía por descubrir.

  • El último tango en París (Bernardo Bertolucci)

Por supuesto, la más evidente. Aquella que llevó a cientos de españoles a viajar a Francia y no precisamente para ver la torre Eiffel. Aquella que agotó las reservas de mantequilla y en donde Brando (monstruoso, en un papel no apto para cualquier estrella de Hollywood) demuestra que puede ser que sólo hiciese diez películas en su vida pero que es sin duda uno de los más grandes.

A parte de la famosa escena, la película es una crónica de la autodestrucción. Es posible que ninguna otra película tan reconocida por sus escenas de alto contenido erótico esté tan lejos de provocar la excitación como fin.

Como curiosidad, los actores y el director se enfrentaron a una acusación de rodaje de “pornografía utilitaria” (a saber qué es eso) y Bertolucci pese a ser absuelto perdió todos sus derechos civiles durante cinco años.

  • El imperio de los sentidos (Nagisa Oshima)

La película que nos llevó saber que en oriente también le dan al tema. Y de qué manera…. Una historia menos oscura que el tango pero tampoco excesivamente luminosa, sobre todo por su retrato de las relaciones sadomasoquistas entre los protagonistas.

En esta película ambos protagonistas tienen un cierto poder sobre el otro, se trata de un juego cada vez más extremo entre ambos en los que buscan su propio placer y la dominación del otro. Pese a contar con múltiples escenas de sexo explícito la belleza de los paisajes, el trazado de las costumbres ancestrales, la naturalidad de las relaciones, la alejan de tratarse de un simple muestrario de posiciones amatorias.

Y por supuesto, está la famosa escena del huevo duro. Pero le vamos a quitar un poco de hierro al asunto, así que ahí va, con unos pequeños retoques en la traducción.

  • La trilogía de la vida (Pier Paolo Passolini)

Trilogía de películas compuestas por tres grandes clásicos de la literatura universal con una importante vertiente erótica (Decamerón, cuentos de Canterbury y las mil y una noches).

Una absoluta celebración de la vida y del sexo en todas sus vertientes. Sin ningún atisbo de mal, todo en cada película respira placer de vivir. Quizá la más acertada sea la dedicada a las mil y una noches, porque todo en ese libro es sensual. Los exteriores de la película (Yemen, Etiopía, Irán, Nepal) ayudan a esa explosión de la sensualidad. Nada hay prohibido y todo queda reflejado en la chica que se viste de chico para mantener a salvo su virginidad y que es finalmente rescatada por su amor.

Increíble que tras esta trilogía Pasolini afronte todos sus fantasmas y firme la que es posiblemente la obra más terrorífica en cuanto a sexo se trata uniendo la novela más salvaje de Sade con el fascismo italiano (Saló o las 120 jornadas de Sodoma).

La escena del ladronzuelo bañándose con todo el harén, gozada de los sentidos y de la felicidad.

  • Crash (David Cronenberg)

Casi cualquier película de Cronenberg tiene un subtexto sexual (al menos las primeras, Rabia, Vinieron de dentro de, etc) pero es quizá en esta donde está más claro.

Apoyado en el libro de Ballard, Cronenberg lleva a imágenes una nueva parafilia. En este caso el interés por mantener relaciones sexuales con personas marcadas físicamente por accidentes de tráfico.

Filmada con un evidente sentido de provocación, la cinta no deja de ser un grito de aviso a una sociedad que avanza convirtiendo en objeto sexual cualquier nuevo hecho de la era tecnológica, alejando la excitación sexual de las personas y llevándola a los objetos de los que nos servimos.

  • Kids (Larry Clark)

Sí, en efecto, nuestros hijos follan. Tal y como suena. De una manera a veces indiscriminada, dentro de la locura de una sociedad que los infantiliza cuando quiere y trata de nominarlos como hombres del mañana cuando sea necesario.

Un retrato cruel de la realidad de unos adolescentes desnortados.  Muchas películas han tratado de pintar la realidad de unos adolescentes en la sociedad actual pero ninguna tan exagerada y a la vez tan certera como Kids.

Drogas, amistad, sexo, soledad; todo se une y se mezcla en esta cinta que no deja indiferente. Un coctel molotov a la sociedad del bien pensar. Esta cinta es un espejo, posiblemente deformante, pero un espejo. No se puede obviar lo que en ella se retrata.

La escena clave, ese polvo de los dos adolescentes con los calcetines puestos.

  • Shame (Steve McQueen)

Y para cerrar el círculo, nada mejor que una película en donde el protagonista se llama Brandon. Para mí, clara referencia a nuestra inicial entrada.

Una película que nos cuenta la vida de una obsesión sexual en nuestros días, con toda la parafernalia de sexo por internet, servicios de prostitución a domicilio… Otra historia de soledad, no tan literaria como el tango pero sí más cercana. Fassbender de paso regala un frontal (y qué frontal, clamaron en las salas de proyección).

Todo en la película es ahora frío, con unos colores azules apagados que resaltan con las escenas de sexo. El sexo es frío, utilitario, sin relación humana. Aquí ya no hay un alma dolorida, sino simplemente un agujero en los sentimientos.

Como escena clave en el desvarío en el que se encuentra el protagonista, la entrada a cierto bar.

 

Cengah.

Cengah

About Cengah

Jugador casual iniciado en Atari, y recreativas (reto a quien quiera a una partida de Galaxian). Aprendí a leer con Poe y Salgari y me gradúe en la mejor universidad: Kipling, Stevenson y London. Cinéfilo, cinéfago y cinéfalo. Colecciono libros que nunca leeré pero que siempre ojeo (sí amigos, en papel; con su olor y su peso). Me gusta polemizar sobre juegos, literatura y cine. Y creo en Welles sobre todas las cosas.

Tags:  ,

Una respuesta a Sex a go go

  • Er Tolai  dice:

    Aisss… que sanos recuerdos! aunque echo de menos algunas peliculas de esta tematica que marcaron epoca, como puede ser Emmanuelle (eso si era erotismo y no “S” con musica pegadiza del canal 7) o Garganta profunda (la señorita Linda Lovelace se lo hacia con lo que fuera delante de una camara … ole!)

    Gran descubrimiento esta pagina!
    Un saludo

Dejar una respuesta

Debes usar HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>